ACTIVIDADES

6- V- 2010

Con el deseo de traspasar el tiempo y regresar a un pasado de hace 2500 años nos pusimos en marcha hacia Peñaranda de Duero, lamentando no poder hacerlo al escenario real, el teatro romano de Clunia.

Se nos brindaba la oportunidad de experimentar in situ lo que aquellos ciudadanos de las polis griegas -inventores de la política y la democracia- sentían cuando acudían en masa a estos espectáculos, Tragedia en nuestro caso.

Allí contemplaban que los hombres que actuaban contra natura, obviando la ley natural, como reyes y nobles, a los que el poder hacía insensibles y cercanos a los dioses, eran castigados por su hybris "cólera, soberbia, endiosamiento" y ese castigo o sufrimiento producía una catarsis "purificación y cambio" en los espectadores.

Los griegos, hombres de Ciencia y de Letras inventaron para nuestro mundo no sólo el Teatro y los grandes géneros literarios como la poesía épica, lírica, la historiografía…sino también la Filosofía y la Ciencia, ellos mismos pasaron del mythos "leyenda para explicar lo incomprensible" al logos "explicación razonada" y a la experimentación científica, incluso fueron los inventores de la mechané, "la mecánica".

Esto nos lleva a hacer nuestra la frase del orador romano "Sí, viven y están aquí entre nosotros".

No nos defraudaron los hipócritas "actores" que nos devolvieron al pasado con el sufrimiento de Edipo Rey; comprendimos a Sigmund Freud y su "complejo de Edipo", lamentamos su lucha contra un destino inexorable. Un poco más reflexivos nos fuimos a contemplar otra manifestación más tardía, en este caso artística, "otra casa de reflexión, estudio y ciencia" : el monasterio de Silos con su emblemático ciprés. Desciframos el lema ora et labora cuando contemplamos la farmacia del S. XVIII del monasterio. Y qué mejor regreso que visitar la tumba de Fernán González en Covarrubias, ya que el día empezaba con un rey lo terminaríamos con un noble.


El jueves 6 de mayo acudimos a Peñaranda, y después de visitar el palacio de Avellaneda (majestuoso y con una decoración que nos sorprendió gratamente) acudimos al patio del palacio, lugar que acogía el festival juvenil de teatro grecolatino, ya que las obras no pueden realizarse en Clunia por motivos de restauración del teatro romano.

Acudíamos a ver "Edipo Rey" de Sófocles. Los alumnos de primero de bachillerato ya habíamos leído el libro y esperábamos ver su representación.

Nos sorprendió a todos muy gratamente. Un grupo de estudiantes de arte dramático de Málaga se encargaba de ello con gran acierto: el coro, típico en estas obras,estaba muy bien caracterizado. El protagonista: Edipo, era un buen actor que interpretó perfectamente su papel. Éste dramatizaba muy bien la historia de Edipo en la que descubre que es marido de su propia madre, hermano de sus propios hijos y que mató a su propio padre. A pesar de tratarse de una tragedia fue muy entretenida y se nos hizo muy corta.

La obra nos dejó muy buen sabor de boca.

Después de tiempo libre para disfrutar de la comida, viajamos a Santo Domingo de Silos, donde una guía nos enseñó el monasterio.

Para finalizar hicimos una última pequeña parada en Covarrubias, donde algunos pudieron visitar en la iglesia la tumba de Fernán González

 

Beatriz Fradejas 1º BHCCSS