2010-11

BruselaswebBochum-2011

Desde el día 22 al 26 de marzo, 43 alumnos de 1º de Bachillerato acompañados por sus profesores Teresa Blanco y Fernando Plaza han realizado su viaje de estudios. Han visitado las ciudades de Ámsterdam, Colonia, Bruselas y Bochum. En esta última han fijado su residencia durante estos días, visitando el Instituto Louis Baare con el que estamos hermanados. La acogida de los profesores y alumnos alemanes ha sido extraordinaria y será difícil olvidar estos días por parte de todos nosotros. A continuación, Diana y Laura nos hacen una breve crónica del viaje.

Ámsterdam

Nuestro avión aterrizó en Amsterdam después de dos horas de vuelo desde Madrid-Barajas. Lo primero que nos sorprendió de esta ciudad fue la gran cantidad de bicis que vimos: circulando, cruzándose unas con otras, aparcadas...

Amsterdam es muy conocida por sus canales. Pudimos hacer una travesía en barco y así contemplar una perspectiva nueva de la ciudad con sus parques, edificios, casas de colores y sus gentes.

También visitamos la casa de Ana Frank en donde pudimos ver y sentir de forma más realista que en la película, el lugar donde Ana, su familia y otras cuatro personas judías tuvieron que refugiarse durante dos años para protegerse del antisemitismo llevado a cabo por Hitler durante la II Guerra Mundial. Desgraciadamente la familia fue descubierta y llevada a campos de concentración. Sólo el padre de Ana salió vivo de aquel infierno y pudo publicar el famoso diario escrito por su hija que ha llegado hasta nosotros.

Bochum

Después de abandonar esta ciudad llena de vida, movimiento y bullicio, nos dirigimos a Bochum (Alemania) donde nos alojamos en un albergue. Allí visitamos el instituto Louise Baare. Algunos alumnos de este instituto habían venido al Ribera en años anteriores. Nos recibieron amablemente y su director nos dedicó unas palabras de bienvenida. Nosotros asistimos a unas breves clases de alemán ayudados por los alumnos. La verdad es que me pareció un idioma bastante difícil. Después nos acompañeron a visitar la ciudad. Nos enseñaron sus monumentos, sus calles, centros comerciales y lugares típicos para comer las salchichas alemanas. Fue una bonita experiencia porque sirvió para empezar a entablar una amistad con ellos.

Bochum ha sido históricamente un importante centro industrial minero, así que visitamos el famoso museo de la minería, atravesando sus galerías a varios metros bajo tierra.

Colonia

El día 24 viajamos a Colonia, allí nos llamó mucho la atención el puente Hohenzollern, ya que está repleto de candados con nombres de parejas de enamorados – algunos de ellos eran especialmente grandes-. A través de este puente que atravesaba el Rin, nos dirigimos a la famosa catedral gótica de la ciudad, subimos a la torre- tras haber superado sus  500 escalones y sin parar en “boxes”-  la vista desde allí merecía la pena. Durante el trayecto desde la catedral hasta nuestra visita al museo del chocolate uno de los profesores de español del instituto Louis Baare, que era natal de la ciudad, nos hizo de guía explicándonos otros edificios y monumentos importantes. Destaca la Antigua Plaza del Mercado desde la cual comienzan los carnavales de Colonia. Finalmente, llegamos al museo del chocolate de donde salimos cargados de tabletas y bombones.

Bruselas

Nuestro viaje a Bruselas comenzó a las 6 de la mañana, algunos no tuvimos tiempo ni de desayunar…  Lo primero que visitamos fue el Parlamento Europeo, aprendimos su funcionamiento y sobre todo la importancia que tiene el conocimiento de otras lenguas. De camino a la Grand Place lo que más nos llamó la atención fue el ambiente que había, el tiempo acompañaba y la gente pasaba la mañana tranquilamente en el césped.  La Grand Place nos sorprendió, los edificios eran todavía más grandes de como los imaginábamos -al contrario que el Manneken Pis- y finalmente hicimos una parada en el Atomium para hacernos allí unas fotos. Tras ver Bruselas volvimos de nuevo a Bochum, donde nos esperaba la última noche en el albergue; todos lo pasamos muy bien y nos despedimos de nuestros amigos alemanes, hasta pronto.

 

 


 

grupo250