2013-14

WebLos 36 alumnos de Bachillerato con sus dos profesores acompañantes Teresa Blanco (Inglés) y Fernando Plaza (Matemáticas) han finalizado su viaje a Roma. La experiencia según la opinión de todos ellos ha sido muy interesante. Desde la animadísima travesía en barco con otros 800 estudiantes en las mismas condiciones hasta el conocimiento de la ciudad eterna. El programa de visitas tuvo que ir cambiando debido a los imprevistos, audiencia del Papa Francisco y el correspondiente cierre de la Basílica de S. Pedro como la visita de Barack Obama a Roma y la imposibilidad de visitar ese día el  Coliseo. Todo tuvo solución y el programa de visitas se cumplió con los cambios de fechas y horarios necesarios. Tenemos los testimonios de algunos de los alumnos sobre ciertos apartados del viaje.

 


 

BARCELONA
El pasado lunes fuimos en autocar hasta Barcelona, donde cogeríamos por la noche el barco que nos llevaría a Italia. Llegamos sobre las dos y media, vimos la “Sagrada Familia” y comimos en los alrededores.
Después fuimos en metro hasta la plaza Cataluña, donde paramos e hicimos algunas fotos. Bajamos por las ramblas y visitamos el Mercat de la Boquería y el emblemático barrio gótico, donde pudimos ver, entre otros lugares, El palau de la generalitat, el ayuntamiento, y la catedral de la ciudad. Más tarde volvimos a las ramblas y continuamos hasta la plaza colón, donde se sitúa el puerto de la capital catalana.
Clara del Carmen e Inés Garrido


 

EL BARCO
El día 24 a las 20:15 embarcamos desde Barcelona, poniéndonos en marcha a las 22:15 hacia Civitavecchia. El barco era bastante grande y contaba con tiendas, restaurante, sala de juegos, varios salones, gimnasio, spa y en la cubierta se ubicaba un bar, la piscina y la discoteca. Los camarotes eran un poco pequeños y contaban con cuatro camas y un cuarto de baño.
Tanto el día de ida como el día de vuelta hubo fiesta en la discoteca, dándonos la oportunidad de hablar con italianos y españoles.
Finalmente, el día 28 embarcamos desde Civitacchia con rumbo a Barcelona.
Lucía Bermejo y Sofía Mangas.


 

EL COLISEO
Cuando llegamos al coliseo, nos sorprendidos al ver su grandeza, si bien apreciable en las fotos de los libros de texto que previamente habíamos visto, aun más impactante al natural.
Tuvimos, eso sí, que aguantar una cola de media hora para poder acceder al interior del mismo. Una vez allí, primero, Fernando nos contó cosas relacionadas con el coliseo, como: que en la inauguración sacrificaron 5000 fieras, también la organización por gradas según la clase social y que todo el entramado de túneles estaba cubierto de madera y arena. Más tarde pudimos contemplarlo por nuestra cuenta.
Más tarde avanzamos hacia los foros romanos, los cuales sirvieron antiguamente como lugar de comercio; proseguimos hasta llegar a una zona donde se situaban todos los templos dentro del foro. (Anécdota: nos conto Fernando que en la antigüedad los templos los cuidaban unas mujeres que debían mantenerse vírgenes, si no lo hacían, a ellas las enterraban vivas y al hombre lo flageaban hasta morir.)
La pena de todo esto es que casi todas las estructuras estaban en ruinas actualmente.

 


 

LA COMIDA
Durante nuestra estancia en Italia pudimos comprobar la gran variedad que había en pìzzas y pasta, lo cual nos llamó la atención ya que utilizan todo tipo de ingredientes, a diferencia que en España.
Junto con estas dos comidas también están la lasaña, los helados y los bollos, que no se quedaron cortos a nuestras expectativas.
Después de haber pasado esta semana comiendo prácticamente estas comidas (obviamente, pizza lo que más) podemos decir que la fama de la comida italiana la hace buen juicio.
Nuria Pulgar y Ana Cuadrado


 

LAS FUENTES
"Sin duda alguna, la fuente más emblemática de Roma es la Fontana di Trevi. Destaca, además de por su belleza, por estar situada en una plaza pequeña lo que la hace parecer más grandiosa. Verla de noche fue una de las mejores experiencias del viaje, y como es tradición, todos tiramos monedas para ver cumplir nuestros deseos. La Fuente de Los Cuatro Ríos, que se encuentra en la plaza Navona, es otra espectacular también, por lo que las fuentes en Roma son importantes y dignas de ver".
Alberto Morán


 

LAS IGLESIAS DE ROMA
Durante nuestra estancia en Roma hemos visitado numerosas iglesias a lo largo de toda la ciudad, las más destacadas han sido cuatro: La basílica de Santa María la Mayor, que cuenta con patronato español desde el reinado de Felipe IV. La basílica de San Pablo Extramuros, que es la segunda basílica más grande de Roma, después de San Pedro. La basílica de San Pietro in Vincoli, donde se encuentra la famosa escultura del Moisés de Miguel Angel. Y, por último, la archibasílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma, donde se encuentra la sede episcopal del obispo de Roma.
De todas ellas, la que a mí personalmente más me ha gustado ha sido la basílica de San Pablo Extramuros que cuenta con un patio precioso situado en el claustro de la iglesia y en el centro del cual destaca una estatua colosal de san Pablo, obra de Giuseppe Obici.
La fachada está decorada con mosaicos que representan: en el registro inferior, Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel; en el registro del medio, el Cordero místico rodeado por cuatro ríos que simbolizan los cuatro Evangelios, y por doce corderos que representan los doce Apóstoles. En el registro superior, Cristo entre Pedro y Pablo.
Sofía Argüello


 

EL VATICANO
La inmortalidad, que todos los autores, escritores, pintores, escultores, arquitectos quieren alcanzar, y en esta juventud nuestra en la que nos creemos dioses, sus obras nos agarran y nos postran en la tierra. Y a través de su pintura que por traspasarte se te clava hasta en la piel; esos resquicios de brillantez que mi vista no pudo alcanzar, techo, suelo, paredes, todo. Esas esculturas, ese movimiento: me faltarían palabras aunque me diesen 1000 folios para trasmitiros la sobriedad egipcia, los mapas que se alzaban hasta el techo, la solemnidad y el sentimiento de las pinturas renacentistas, los tapices, el movimiento, el Lacoonte, la capilla Sixtina, la sala redonda y solo tanto y todo no podría. Solo te puede decir que seas tú el que lo sientas #ROMA2014
Sergio Donoso.


Fotografías del viaje