2015-16

Roma webEntre los días 2 y 8 de abril los alumnos de 1º de Bachillerato realizaron el ya tradicional Viaje de Fin de Estudios. En esta edición visitaron Roma acompañados y guiados por los profesores Jesús Calderón y Alberto Ramos.

 



Nos encontramos todo el grupo a primera hora de la mañana en el Instituto, con los nervios a flor de piel a punto de irnos a Barcelona. El viaje fue bastante intenso pero nos lo pasamos muy bien, con muchísimas ganas de llegar, porque para la mayoría nos era un lugar completamente nuevo, y cuando lo vimos, espectacular. Solo teníamos unas pocas horas para ver lo mejor de Barcelona, pudimos disfrutar de toda su gente y la variedad de camisetas entre el Madrid y el Barça, ese día era el clásico. Pudimos ver las ramblas, son paseos con abundancia de tiendas y comercios. Llegó la hora de subir a nuestro barco, éramos pocas personas, con camarotes pequeños pero acogedores. Por la noche tuvimos fiesta, pero aunque la música fuera un poco anticuada, nos lo pasamos muy bien. Esa noche no pudimos descansar casi nada y al día siguiente llegamos al puerto de Civitavecchia, donde Mariano, nuestro conductor, nos llevó hasta nuestro hotel en Roma. Era bastante bueno, las habitaciones eran grandes y cómodas, aunque fue un palo para nosotros que la WIFI fuera tan mala. Era hora de descansar, se avecinaban los mejores cuatro días en Roma. Pudimos admirar lo más bonito de la ciudad eterna junto a nuestro guía, como la Piazza Venecia, el Coliseo, o la Fontana de Trevi, entre otros. Uno de los días fue para visitar la Ciudad del Vaticano, ese fue el día que más cansados estábamos y el calor no ayudaba… Fue ese día cuando nuestros profesores nos propusieron juegos para pasarlo bien y conocer mejor la ciudad. Todas las cenas las hacíamos en un restaurante muy bueno, y lo mejor era nuestro tiempo libre, que le utilizábamos para comprar o seguir visitando. Las noches eran muy divertidas, nos juntábamos en habitaciones hasta que nos íbamos a descansar. Nuestro último día fue para terminar de visitar Roma y después volver a coger el barco, uno mucho más grande y con más personas. La vuelta iba a ser bastante revuelta, con tormenta, la cual hizo que acabaremos en nuestras camas por el mareo. La llegada a Barcelona fue más tarde de lo previsto, todo se había acabado y solo quedaba otro intenso viaje de vuelta a Valladolid, todos con ganas de llegar y descansar, pero con mucha lástima de dejar atrás un viaje tan bonito, que sirvió para unirnos y conocernos más. Todo gracias a nuestros profesores, Alberto y Jesús, sin ellos este viaje no habría sido tan magnífico, les estaremos eternamente agradecidos.

Elisabeth Velasco.

Fotografías.