ENCUENTROS CON ESCRITORES

Luis Alberto de Cuenca webNuevamente, y dentro  programa del Ministerio “Encuentros con escritores” el pasado 22 de marzo nos ha visitado D. Luis Alberto de Cuenca,  filólogo, poeta, traductor, ensayista, columnista, crítico, editor literario e investigador.

Con una importante producción científica  concentrada, sobre todo, en la traducción (de textos en griego clásico, latín clásico, latín medieval, francés medieval, provenzal, catalán, francés, inglés y alemán) y ediciones críticas.

Es profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha sido Director de la Biblioteca Nacional de España y es también académico de número de la Real Academia de la Historia, además de otras muchas facetas en medios de comunicación.

Ha obtenido innumerables premios entre ellos: Premio Nacional de la Crítica (1986), Premio Nacional de Traducción (1987), el Premio Nacional de Poesía (2015)…

Debemos destacar su faceta como letrista de músicos contemporáneos, así nos ha hablado de algunas de las letras más conocidas del grupo de rock la Orquesta Mondragón que son suyas, y  de sus poemas musicados por Loquillo en el disco "Su nombre era el de todas las mujeres".

Su charla se ha centrado en su faceta como poeta, esencialmente en su poesía a partir de los años 80, cuando se inició la llamada “movida madrileña”.

Como él mismo dijo, se trata de un tipo de poesía aparentemente desenfadada pero muy cuidada y elaborada.

Ha ido leyendo y comentando algunos de los poemas del libro leído por los alumnos Hola, mi amor, Yo soy el lobo… y otros poemas de Romanticismo feroz, entre ellos: La mentirosa, El Chapero, La mal casada, Noche de ronda, El desayuno, DNA, En el supermercado, Días de vino y fuego, Luna llena…

Como siempre, no es lo mismo leer poesía que oírsela al poeta, con esa recitación sugerente y, en muchas ocasiones, ensoñada.

Los alumnos han contactado perfectamente con su poesía, quizá porque como él mismo nos dijo: ”La poesía ha de ser comunicativa y solidaria, portavoz de anhelos, dolores y ansiedades comunes al escritor y al receptor de la misma, receptor que ha de ser amplio, lo más amplio posible…”

"El poeta no escribe para sí mismo", afirmó, "sino para los demás. No hay poesía sin receptor".

Tras la lectura y comentario se produjo un interesante intercambio de preguntas y respuestas, lo cual es un dato para sopesar el interés producido por el encuentro.

Fue contestando a las preguntas de los alumnos, cuando nos comentó que en el proceso de creación a veces toma notas escritas, otras veces mentales y deja que vayan madurando en su cabeza, de manera que suele escribir en vacaciones todo lo que ha ido rumiando a lo largo del año.

También insistió en la idea de que la poesía es emoción y experiencias que pueden ser compartidas en el presente o en el futuro.

Ahí nos enteramos de que empezó a escribir a los 11 o 12 años y de que entre sus maestros están los grandes griegos y latinos, los poetas provenzales medievales, Juan Ramón Jiménez, Pere Gimferrer…

Se confesó como un lector compulsivo y obsesivo, al que le interesa esencialmente el pasado.

Por último, preguntado sobre qué cosas son las que le inspiran para escribir su poesía contestó: TODO

Agradecemos a D. Luis Alberto de Cuenca su presencia y sus palabras y os invitamos a leer su obra. En la Biblioteca del Centro donde disponemos de varios ejemplares de Hola, mi amor, Yo soy el lobo… y otros poemas de Romanticismo feroz,  además de un ejemplar de su último libro Se aceptan cheques, flores y mentiras, que ha tenido la delicadeza de regalarlo él mismo al centro. Solo tenéis que pedir el préstamo de las mismas y disfrutar de la poesía de experiencias compartidas.

Información sobre Luis Alberto de Cuenca

Fotos de la actividad.