ACTIVIDADES

Covarrubias¡¡LOS CHICOS DEL RIBERA DE CASTILLA DESAFÍAN AL MAL TIEMPO!!

El pasado día 7 de noviembre, miércoles los grupos de 2º de Bachillerato y 4º de ESO que cursan la optativa de Música, realizaron una excursión a los lugares del origen de nuestra Castilla, Covarrubias, Silos y Burgos. Los acompañaban los profesores María Toquero del departamento de Música y Javier Moratinos del de Geografía e Historia.

En principio la cosa pintaba mal por las previsiones meteorológicas (se anunciaban frío, lluvia y hasta la posibilidad de nieve). Pero desafiando los elementos, al final pasamos un día estupendo en el que pudimos visitar en primer lugar la hermosa localidad de Covarrubias.  

Declarada como uno de los pueblos más bonitos de España pudimos  admirar sus cuidadas fachadas de sus casas tradicionales hechas con las llamadas “enramadas” (fachadas con las vigas de madera a la vista),  ver sus construcciones medievales (el Torreón de Doña Urraca)  y visitar la colegiata guiados por su cuidador y guía del edificio.

Resultó especialmente interesante ver el sepulcro del fundador de Castilla Don Fernán González y el de su esposa cerca del altar. 

En el Claustro nos enseñó muy amable la tumba de la Princesa Cristina de Noruegay nos explicó como una princesa venida de tan lejos acabó allí. 

También resultó muy interesante la visita al Museo de Covarrubias con algunas obras escultóricas muy notables.

Desde allí nos dirigimos a Santo Domingo de Silos atravesando unos preciosos parajes en pleno otoño y con los buitres sobrevolando las montañas de las Peñas de Cervera (en donde nace, por cierto, nuestro querido y modesto Río Esgueva).

Nada más llegar a Silos pudimos entrar a visitar una de las joyas del románico, el Claustro de Silos. Allí una amable guía nos explicó muy detalladamente  la historia, las funciones y las esculturas-relieves que se encontraban en el recinto del claustro.

Después venía, sólo para los alumnos de 2º de bachillerato era obligatorio, asistir en directo al canto de la hora sexta de los monjes del monasterio.  No decepcionó y hay que reconocer que fue un momento  muy especial, que transmitió mucha tranquilidad y, por qué no,  nos invita a contemplar el pasado hecho presente.

Con el espíritu todavía impresionado por el canto de los monjes pusimos rumbo a Burgos atravesando los campos de Lara, precioso desfiladeros y campos entre montañas. En Burgos ya nos tomamos un pequeño descanso para comer algo.

Después de la comida estuvimos viendo la magnífica Catedral y seguimos las explicaciones de Javier Moratinos profesor de Historia dándonos una panorámica de lo que es la Catedral y de algunos de sus elementos.  Gran curiosidad produjo la figura del reloj interno  llamado Papamoscas. El porqué del nombre les quedó claro a muchos de los excursionistas.

Con todo esto hecho y viajado emprendimos el regreso a Valladolid ¡¡Sin mojarnos ni un solo momento!!  

Fotografías